Alejandro Gómez Sotelo

Iguala, Gro. Para atender la problemática de la falta de médicos y disponibilidad de instituciones clínicas en el país, es necesario apostarle a la “tecnología en un chip” y utilizar la “microfluídica” que ayudarían a simplificar en gran medida los trabajos de laboratorio y diagnóstico de especialistas en oncología que trabajan con pacientes con cáncer, cuyos resultados estarían en pocos minutos en un aparato que cabe en la palma de la mano, aseguró el ingeniero en Biotecnología, Brandon Ortiz Casas.

Originario de Iguala y graduado con mención honorífica de la Universidad de Oxford, Inglaterra, considerada la segunda institución más prestigiada del mundo, el investigador refirió que uno de los proyectos en puerta es la elaboración de sensores, dispositivos y sistemas que puedan facilitar el trabajo de los oncólogos a través del uso de la tecnología en un chip, “todo el procedimiento sería más rápido y los diagnósticos estarían en minutos”.

Entrevistado vía telefónica, Ortiz Casas dijo entender la crítica ciudadana de México hacia clínicas como las del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por la falta de disponibilidad de médicos y la tardanza en horas o días para la calendarización de citas y con ello satisfacer la demanda de esos servicios, por lo que la tecnología en un chip y la microfluídica vendrían a facilitar toda la labor en pacientes con cáncer y en otros campos de la medicina.

Se pretende simplificar mucho a nivel clínico y de laboratorio, respecto al trabajo de los oncólogos en torno a los pacientes cuando éstos llegan a realizarse estudios clínicos y la espera del diagnóstico; el proyecto plantea crear un chip pequeño que cabría en la palma de la mano para facilitar esos procedimientos médicos en beneficio de las personas con cáncer, sin la necesidad de esperar mucho tiempo como se le ha señalado al IMSS”

Brandon Ortiz Casas, Ingeniero en Biotecnología

Defendió que ese tipo de tecnología puede ayudar a que en un futuro cercano el trabajo oncológico sea simplificado y con ello se atienda la gran necesidad de los pacientes con esa enfermedad, además, sería una buena alternativa para agilizar esos procesos clínicos en lugar de esperar resultados de laboratorio durante varios días, obteniendo el diagnóstico en cuestión de minutos con el uso del chip en mención.

Incluso, apuntó Brandon Ortiz Casas, el diagnóstico histológico que normalmente tarda mucho tiempo en entregarse al paciente, con el uso del chip y la microfluídica saldría en pocos minutos u horas, “es un aparato pequeño como los elaborados para cámaras fotográficas o teléfonos celulares, donde se trabaja con fluidos muy pequeños; en verdad que es una buena alternativa para la medicina en México y estados con mucha demanda clínica como es Guerrero”.

Mencionó que en países donde el servicio médico es más accesible ya se trabaja con ese tipo de chips en pacientes con cáncer, pero también en otras naciones de América ya han hecho uso de sensores para la medición de glucosa y las pruebas rápidas para la detección de Coronavirus (Covid-19) en pocos minutos, “se debería apostar a esa tecnología para avanzar en cuestión médica”.

Comparte en:

Versión impresa