Por: Rogelio Agustín


Chilpancingo, Guerrero, Agosto 2.- Tras ser herido de bala cuando regresaba de Chilapa, el sacerdote Felipe Vélez Jiménez se encuentra en observación y en el transcurso de la semana podría ser operado, señalaron fuentes de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa.

Ante lo delicado del caso, el tema se maneja como un asunto confidencial, por eso es que la información que se tiene sobre el estado que guarda la salud del párroco de Iguala es muy poca.

Lo que se pudo confirmar este lunes, a cuatro días del ataque, es que el padre Vélez se encuentra en observación y evolucionando, sin embargo, los médicos analizan si es necesario realizarle una intervención quirúrgica.

El obispo José de Jesús González Hernández, en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Telefórmula, dijo que al padre Vélez todavía no lo han podido operar porque está muy hinchado y reveló que la lesión que tiene en la cara le impide respirar.

El obispo señaló que aunque todavía no se sabe lo que pasó, en el entorno de la Iglesia católica se cree que el ataque no fue directo contra el sacerdote.

Asimismo aseguró que también se desconoce el paradero de la mujer que lo acompañaba y que resultó ilesa.

Comparte en:

Versión impresa