Por: IRZA


Acapulco, Guerrero, Julio 11.- Este domingo inició la jornada de Oración por la Paz, convocada por la Conferencia del Episcopado Mexicano, convocada por la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, como una necesidad apremiante ante la ola de violencia e inseguridad que ha persistido durante varios años en México.


El arzobispo Leopoldo González González convocó a sacerdotes, religiosos y feligreses a sumarse a esta Jornada de Oración por La Paz, que incluirá eucaristías a partir de este domingo y hasta el día último del mes, dedicadas a víctimas de la violencia y en especial a los sacerdotes jesuitas asesinados recientemente.


Resaltó en redes sociales que “que la sangre de miles de hermanos no resulte estéril y sea más bien motivo e impulso para suplicar a Nuestro Señor los dones de la paz, el perdón y la reconciliación. Uniendo siempre nuestra oración al compromiso sincero de ser mensajeros y constructores de paz”.


Refirió que la convocatoria es nacional durante todo este mes de julio, y que no solo es por las víctimas de la grave violencia, sino también por la reconversión de los victimarios.


Al respecto, en su mensaje convocó a orar por los victimarios por la reconversión, para que el Señor les conceda el don de la conversión de sus corazones.

Comparte en:

Versión impresa