Boletín
Chilpancingo, Gro. La gobernadora Evelyn Salgado Pineda presidió la sesión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, donde se dio a conocer que las lluvias provocadas por el huracán Blas, ocasionaron daños menores como caída de árboles y encharcamientos en ciudades de la zona costera del estado.

Por lo anterior, instruyó al secretario de Protección Civil, Roberto Arroyo Matus a estrechar la coordinación con las autoridades municipales para la atención de todas las incidencias que pudieran presentarse con el actual fenómeno y con los que están pronosticados en esta temporada de lluvias y huracanes.

La mandataria estatal también evaluó las acciones de seguridad que se han implementado en las siete regiones, en coordinación con las autoridades de los tres niveles de gobierno para brindar más seguridad a la población.

Salgado Pineda llamó a la población estar atentas a la información de las autoridades en torno al seguimiento al fenómeno climático, así como seguir las recomendaciones de prevención, para este tipo de contingencias.

SIN AFECTACIONES MAYORES: PC
De acuerdo con el último corte de la dependencia estatal, en Guerrero se registraron lluvias fuertes, principalmente en las regiones Costa Grande, Acapulco, Costa Chica, Montaña y Centro, mismas que generaron afectaciones mínimas en al menos 10 municipios.

Destacando tres viviendas afectadas por la introducción de agua y la caída de cuatro bardas en Acapulco, así como la caída de nueve árboles en diferentes municipios del estado y varios encharcamientos a nivel de banqueta.

En coordinación con autoridades de los tres órdenes de gobierno, se activaron los protocolos de atención a la población en caso de lluvias y se reforzaron los recorridos preventivos en zonas consideradas como de alto riesgo, con el fin de evitar mayores afectaciones para la población.

Se brindó auxilio a 27 automovilistas que quedaron varados y se realizó el desazolve de coladeras, siendo ésta la principal causa de las inundaciones en vía pública, principalmente en el puerto de Acapulco.
Se mantiene vigilancia sobre los caudales de ríos y arroyos, a fin de alertar en tiempo y forma a la población ante el riesgo que se pudiera presentar algún desbordamiento.

De acuerdo con el pronóstico, los remanentes del huracán Blas seguirán favoreciendo el potencial de lluvias de fuertes a puntuales intensas en Guerrero, principalmente en las regiones Costa Chica, Acapulco, Costa Grande y la parte alta de la Sierra. Así como rachas de viento fuertes y oleaje elevado de 3 a 4 metros de altura.

Comparte en:

Versión impresa