Boletín
Chilpancingo, Gro. El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC), a través de la Comisión Especial de Igualdad de Género y No Discriminación, realizó este jueves la conferencia, “Violencia política y litigio estratégico” impartida por el Mtro. Rafael Elizondo Gasperín, director general en Electorum Consultores, y la presentación de su libro “Violencia política de género por internet”, en las instalaciones del Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”, del Congreso del Estado de Guerrero.


En su mensaje de bienvenida, la consejera presidenta del IEPC Guerrero, Luz Fabiola Matildes Gama, señaló que «la relevancia de este evento es conocer el litigio estratégico como la herramienta fundamental para fortalecer la cultura de la denuncia y la resolución efectiva de las autoridades jurisdiccionales en la reparación del daño y garantizar los derechos humanos de las víctimas, poniendo fin a la impunidad».


Por su parte, la consejera electoral, Dulce Merary Villalobos Tlatempa, quien fungió como moderadora, realizó la semblanza del conferencista, el cual cuenta con más de 25 años de experiencia en materia electoral y, posteriormente, cedió el uso de la voz a Elizondo Gasperín, quien durante su disertación, explicó cómo el litigio estratégico ha tenido diversos impactos y generado precedentes que han fomentado la evolución y el tratamiento de los derechos político electorales de las mujeres en nuestro país.


Señaló que “actualmente se cuenta con un andamiaje jurídico-normativo muy diferente, pues existen disposiciones expresas y precedentes que van definiendo cuales son los supuestos de existencia de violencia política contra la mujer en razón de género, existe un marco normativo nacional e internacional que busca el ejercicio libre de los derechos político-electorales como derechos humanos, libres de violencia, en un ambiente de equidad, con paridad en la integración de los órganos, participación equitativa e igualitaria de hombres y mujeres en el proceso electoral”.


Añadió que “las repercusiones del litigio electoral, han sido muy importantes, han abierto puertas y brechas con las que las autoridades se han pronunciado y definido varios conceptos, cambiando el tratamiento que le han dado las autoridades electorales al tema”. Agregó que “el litigio estratégico va más allá de lo que normativamente esta expresado en la norma, busca hacer extensiones garantistas, analiza lo que ya está establecido para determinar qué puede ser perfectible, pro persona, que tengan efectos en la comunidad, que sea de interés público y que genere un precedente que pueda ser utilizado por muchas más personas en casos similares”.


En uno de sus análisis explicó que el litigio estratégico es una herramienta que hace posible la evolución del derecho, mediante una cuestión jurídica que cambia la realidad social, económica o política y que se materializa a través de los criterios jurisdiccionales que conllevan estos cambios estructurales, ya sea por interpretación o por integración de la norma.


El Mtro. Elizondo Gasperín señaló que “para poder defender a una víctima de violencia política contra la mujer por razones de género, se necesita una especialización, una estructura, actualización, constante capacitación, de todo un equipo detrás para poder hacerle frente a los casos que se presentan, debido a que, en el derecho electoral, existen los plazos más cortos dependiendo del medio de impugnación”.

Añadió que la atención de casos de violencia política contra la mujer en razón de género debe ser previo, durante y posterior a un proceso electoral, por lo que ya nos son solo defensivos o reaccionarios, sino que ahora tienen características preventivas, correctivas, ofensivas y defensivas, exponiendo aspectos que se deben realizar al llevar un litigio estratégico”.


Concluyó la conferencia refiriéndose a la reforma electoral que viene y sugirió la necesidad de modificaciones de los plazos y términos, de la geografía electoral, de la prueba de los hechos, la falta de certeza en criterios jurisdiccionales, consideró que el cumplimiento de las sentencias debe ser de oficio y las propias autoridades deben saber si se cumple o no, pues estas tienen obligaciones de restituir los derechos de las mujeres víctimas de violencia política, se debe también establecer en una reforma con claridad de cuáles son las vías precisas y las instancia para poder defender los derechos de las mujeres”.


Sobre el libro, “Violencia política de género por internet”, refirió que “en este se realiza una crítica de una sentencia de la Sala Regional Ciudad de México, en donde se habla de la confronta entre los derechos a las información, la expresión, a la libertad de ideas y el derecho a una vida libre de violencia, cuáles son sus límites, como deben interpretarlo las autoridades, a las víctimas y victimarios e indirectos, pues, actualmente en medios electrónicos, quienes ejercen la violencia son más sofisticados, debido a que no lo hacen de manera directa, lo realizan por interpósita persona o institución, señalando que violencia es quien la comete, quien la tolera y quien no hace nada”.

Comparte en:

Versión impresa