Fernando Polanco Ochoa
Chilpancingo, Gro. La protección que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local brinda a favor de Natividad Pérez Guinto, encargada de la Auditoría Superior del Estado (ASE), podría esconder actos de “corrupción” e incluso orientar “la falta de rendición de cuentas”.


Esa protección tiene que ver con que la Jucopo mantiene como encargada de la ASE a Pérez Guinto desde hace poco menos de un año, en permanente negativa para nombrar al titular de ese organismo fiscalizador, nombramiento que algunos legisladores consideran necesario para que las actuaciones de ese órgano fiscalizador tengan plena validez.


“Creo que hay intereses muy fuertes que se juegan respecto a la cuenta pública 2021 y debe haber algún interés, algún compadrazgo que exista dentro de la ASE”, soltó el diputado Jacinto González Varona, de Morena.


En entrevista el también presidente de la Comisión de Vigilancia y Evaluación de la ASE del Poder Legislativo, advirtió que todos los actos que vulneren el adecuado proceso de fiscalización serán responsabilidad de los coordinadores parlamentarios, quienes, en conjunto, integran la Jucopo.


Ellos son: Alfredo Sánchez Esquivel, de Morena; Héctor Apreza Patrón, del PRI; Raymundo García Gutiérrez, del PRD; Ana Lenis Reséndiz Javier, del PAN; Leticia Mosso Hernández, PT; y Manuel Quiñones Cortés, del PVEM.


Cabe mencionar que este 29 de julio se cumplirá un año de que la ASE no cuenta con titular designado por el pleno del Congreso local, como prevé la Ley Superior de Fiscalización y Rendición de Cuentas del Estado de Guerrero.


González explicó que la Jucopo es la responsable del procedimiento para la designación del titular del órgano técnico de fiscalización, la ASE.


Advirtió: “todos los actos que llegaran a desenvolverse dentro de la ASE y vulneren la fiscalización, será responsabilidad de los coordinadores, porque luego acusan al Congreso en su conjunto, a los 46 diputados, y no; es responsabilidad de los coordinadores de las fracciones”.


Comentó que aceptó a Natividad Pérez Guinto como encargada de la ASE únicamente para darle “gobernabilidad” al organismo, confiado en que, en un plazo no mayor a 4 meses a partir de su designación, la Jucopo turnara a pleno la terna para nombrar al titular oficial, lo que no ha ocurrido.


“Le apostaba a que se resolviera en 2 a 4 meses, pero se fue alargando. Desconozco que intereses haya en mesas, al grado que ya tenemos un año (sin titular). Ya es demasiado tiempo”, dijo.


Al respecto, agregó: “apelo a que los ciudadanos exijan que los coordinadores bajen este tema, porque también se puede prestar a la corrupción, a la falta de rendición de cuentas…”.


“Es viable que pueda haber desacato de parte de los entes fiscalizables y no cumplir. La operatividad dentro de la Auditoría está bien, siguen todos los procesos, pero las resoluciones emitidas pueden ser cuestionados por parte de los entes fiscalizables y pueden llegar a rebatirlas y a tirarlas y puede haber un desacato dada la ilegalidad (porque Natividad Pérez Guinto) no está nombrada por el pleno, está nombrada como encargada”, dijo.

Comparte en:

Versión impresa