IRZA
Chilpancingo, Gro. Deslaves de tierra y piedras sobre carreteras, una vivienda en riesgo y cortes de la energía eléctrica y caídas de árboles es el saldo que dejó hasta la tarde de este domingo el huracán categoría 1 Estelle, en diversas regiones del estado.


La Secretaría de Protección Civil estatal reportó que los deslaves sobre vías de comunicación ocurrieron en la sierra de Atoyac de Álvarez, específicamente con dirección los poblados El Paraíso y El Edén, en Costa Grande.


En esa zona la tierra que se desprendió de un cerro puso a una vivienda en riesgo de desplomarse, porque quedó al filo, y afortunadamente nadie resultó lesionado.


En Juan R. Escudero (Tierra Colorada), dos árboles se cayeron sobre la carretera hacia Ayutla de los Libres, a la altura del paraje El Zapotal, y la circulación quedó brevemente suspendida, pero personal de la dependencia los retiró.


La lluvia provocó en la cabecera municipal de Huitzuco de los Figueroa el corte de la energía eléctrica, y en Taxco cayó sobre el área verde de la clínica del IMSS un árbol de poco más de 20 metros de altura, sin que se reportaran personas lesionadas.


El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que las lluvias por el huracán categoría 1 Estelle, continuarán la noche de este domingo en diversas zonas de Guerrero.


Reportaron que este domingo Estelle se ubicó a aproximadamente a 470 kilómetros al sur-suroeste de Manzanillo, Colima, y a 495 kilómetros al sur suroeste de Playa Pérula, Jalisco, y que tiende a intensificarse.


Las lluvias podrían estar acompañadas por descargas eléctricas y generaría también oleaje de uno a dos metros de altura en el litoral guerrerense.

Comparte en:

Versión impresa