Fernando Polanco Ochoa
Chilpancingo, Gro. El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Alejandro Bravo Abarca, aseguró que su trabajo se enfocará en la consolidación de la unidad, la principal fortaleza de ese partido, y anunció que a partir de ahora serán más “críticos”.


“Vamos a continuar con los cambios en el PRI, para ser un partido actuante, comprometido con las causas más sentidas de los guerrerenses”, afirmó.


Este domingo, Alejandro Bravo Abarca y María del Pilar Vadillo Ruiz, rindieron protesta como presidente y secretaria general, respectivamente, del CDE del PRI, cuya ceremonia fue encabezada por el dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, en la sede estatal de ese partido en esta capital.


Ante varios centenares de militantes y simpatizantes, que se concentraron en el auditorio del CDE, Bravo Abarca aseguró que “estoy convencido que en el PRI todas y todos somos iguales; nadie es más pero tampoco nadie es menos” y que desde este domingo se reorganizarán y ratificarán su lealtad al partido.


“Mi respeto y reconocimiento a todos aquellos y aquellas militantes que se han mantenido leales a carta cabal; en política, la lealtad paga, de eso no hay duda”, lanzó.


Cabe mencionar que a la ceremonia de toma de protesta asistió el excandidato a gobernador por el PRI, Mario Moreno Arcos, quien, desde semanas anteriores, ha amagado con renunciar al partido.


Bravo Abarca añadió que trabajarán por un PRI unido y que habrá cambios sustanciales para que en los comicios del 2024 sean postulados candidatas y candidatos ganadores.


Al respecto enfatizó que ese partido sí sabe gobernar, como hizo, recordó, el exgobernador Héctor Astudillo Flores, pero consciente también, precisó, de los nuevos desafíos que están por enfrentar, sobre todo de ganar primero la confianza de la militancia para recuperar después los espacios y la preferencia de las mayorías en los próximos comicios.


Ante diputados locales, líderes sectoriales y de organización, así como consejeros políticos, Bravo Abarca manifestó su reconocimiento al expresidente y a la exsecretaria general del CDE partido, Héctor Apreza Patrón y Gabriela Bernal Reséndiz, respectivamente.


En su intervención, el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, coincidió en la importancia de la unidad e inclusión priísta de Guerrero, donde está su fortaleza.


Pues consideró que hay priistas que hacen honor al partido por ser revolucionarios. Tras eso, manifestó su absoluto respaldo a la nueva dirigencia priísta, confiado de que hará su mayor esfuerzo hacia el 2024.


Cabe mencionar que a este evento acudieron los exgobernadores Héctor Astudillo Flores y Rubén Figueroa Alcocer, el senador Manuel Añorve Baños, así como varios expresidentes estatales de ese instituto político.

Comparte en:

Versión impresa