IRZA

Chilpancingo, Gro. Adela Hernández Angelito, líder del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), es acusada de que maniobró para que Mario Abarca Otero fuera destituido como secretario general de la Sección 72 que aglutina a los trabajadores de la Universidad Tecnológica de la Costa Grande con sede en Petatlán.

Juan Alberto Rodríguez Rendón, secretario general de la Sección XIV del SUSPEG, que agrupa a los trabajadores del Ayuntamiento de Acapulco, dijo en esta ciudad capital que Hernández Angelito “pretende crear un imperio sindical, por lo que ha comenzado a cortar cabezas en las secciones sindicales, como es el caso de la destitución de Abarca Otero”.

Abarca Otero fue destituido en una asamblea “amañada” el miércoles de esta semana, en Petatlán.
Rodríguez Rendón acusa que Hernández Angelito manipuló esa asamblea y logró que los agremiados a la citada Sección 72 de los Trabajadores de la Universidad Tecnológica de la Costa Grande “desconocieran” a Abarca Otero y en su lugar nombraron al ingeniero Javier Maldonado.

Rodríguez Rendón expresó que el ahora depuesto dirigente de la Sección 72 cometió el pecado de no apoyar a Hernández Angelito en la pasada campaña por la dirigencia estatal del SUSPEG, por lo que fue destituido, previa maniobra de la citada dirigente sindical.

Comparte en:

Versión impresa