Por: Servicios AINI

La defensa la cantante asegura que ‘confía plenamente en su inocencia’ y asegura que la colombiana no tiene ‘ninguna deuda pendiente’En medio de la polémica en torno a la separación con Gerard Piqué, Shakira enfrenta un problema con Hacienda.

De acuerdo con medios como El País, la cantante de 45 años ha descartado llegar a un acuerdo con la Fiscalía en el caso del presunto fraude por 14.5 millones de euros ($14 millones 690 mil dólares, aproximadamente) a Hacienda, por lo que se prevé que vaya a juicio.

La agencia de la cantante reveló a dicho medio que la intérprete de Ojos así rechazó el acuerdo pues “confía plenamente en su inocencia”.

El equipo de Shakira asegura que esta causa representa “un total atropello a sus derechos, ya que siempre ha demostrado una conducta impecable, como persona y contribuyente”, además de recordar que en 2018 ya había devuelto 17,2 millones de euros que le solicitaba Hacienda.

La oficina de la barranquillera asegura que está al día con sus cuentas y que “desde hace muchos años no existe ninguna deuda pendiente con Hacienda”.

En unas declaraciones realizadas por la propia Shakira en el comunicado de su equipo, asegura que la han presionado de forma “indebida”.

“La Fiscalía se ha empeñado en recaudar el dinero devengado en mis giras internacionales y en The Voice cuando aún no era residente en España, y han recurrido a medios indebidos para presionar, tal y como lo hacen a diario e injustamente con miles de contribuyentes con fines lucrativos”.

En estos presuntos delitos, se investiga si la cantante dejó de pagar impuestos en España entre 2012 y 2014, ya que según las pesquisas, estaba obligada a hacerlo pues dicho país era su residencia fiscal, y en el que pasó más de 183 días por año.

La defensa de la artista ha argumentado que, durante el período de tiempo señalado, ella residía en Bahamas, y ahora reprocha que solo se ha intentado demostrar “su permanencia durante ciertos días, pero ni de lejos lo que exige la ley para considerarse residente” en España.

Sin embargo, el juez ha rechazado la versión de la defensa, asegurando que en mayo de 2012 Shakira se compró una casa y la renovó, además de alquilar un estudio de grabación durante un año y que acudía a las consultas de su embarazo en una clínica en Barcelona.

Con esta informarción, los jueces de la Audiencia de Barcelona creen que hay “elementos suficientes” de que Shakira había fijado su residencia habitual en España.

Comparte en:

Versión impresa