Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Julio 15.- Federico Villa, un ícono de la música ranchera en México e intérprete de la famosa canción Caminos de Michoacán murió la noche del miércoles a los 84 años.

Hasta el momento se desconocen las causas de su muerte. Fue el senador por Michoacán, Antonio García, uno de los primeros en reportar el fallecimiento del músico.

Federico Villa nació en Zamora, Michoacán, y no sólo construyó una carrera en la música con sus composiciones e interpretaciones, sino que también hizo un camino en la actuación. Su carrera inició de la mano de la disquera RCA VICTOR Records en la cual grabó su primer sencillo titulado ‘Puñales de fuego’. Participó en al menos 50 películas, entre ellas Tres Tumbas, El hijo del viento, Caminos de Michoacán, Pistoleros asesinos, Ojo por ojo, entre otras.

Su debut en la actuación llegó en 1976 con la película La hija de nadie y de ahí siguieron muchas más. En La sangre de nuestra raza actuó al lado de Joan Sebastian; también pudo compartir créditos con Eric del Castillo y Juan Gabriel.

Otros de los títulos en los que participó incluyen a Las tres tumbas (1980), El hijo del viento (1986), Pistoleros asesinos (1986), Ojo por ojo (1996), El cara parchada (1980), Es mi vida (1982) y La Hija de Moctezuma (2014), uno de sus filmes más recientes en donde compartió con la India María.

Aunque se piensa que la canción Caminos de Michoacán es de su autoría, en realidad el autor era su compadre Bulmaro Bermúdez Gómez, pero fue Villa quien la hizo famosa en el mundo al ser el primer cantante en interpretarla.

Federico Villa se mantenía activo en los escenarios y aunque la pandemia de covid-19 llevó a cancelar muchas presentaciones para evitar contagios, en sus redes sociales compartía parte de su trabajo y algunas de sus intervenciones. La última de ellas en mayo cuando cantó Las Mañanitas a la Virgen de la Luz en Puebla.

Comparte en:

Versión impresa