Carlos Andrés Mendiola

carlos.mendiola@itesm.mx

Es curioso, tuvieron que pasar 20 películas y una década para que Marvel presente su primera película protagonizada por una mujer, Capitana Marvel. Y es curioso, porque la mayoría de edad, en varias partes del mundo, se cumple justo a los 21… Capitana Marvel es ese filme. Además, es la antesala de “la culminación del universo Marvel” como lo conocemos, o al menos así se ha dedicado el mismo estudio a promover lo que sucederá en un mes en “Avengers: Endgame”. Pero más allá del número, “Capitana Marvel” resulta relevante en varios otros sentidos.

En principio y como se ha mencionado y publicitado “hasta el cansancio” su personaje principal es una mujer. A diferencia de otros personajes que han tenido una primera película de “orígenes”, “Capitana Marvel” introduce al personaje ya con súper poderes y en medio de una guerra alienígena. Es una forma fresca de presentarla, sin descuidar el cómo es que se convirtió en una de las figuras más poderosas del universo. El que la interprete Brie Larson, ganadora del Oscar a Mejor Actriz por “Room” y una ferviente defensora de las mujeres y la equidad de género, no es casualidad. Es una forma que tiene Marvel de consolidar su postura de inclusión, misma que inició el año pasado con “Black Panther”, por una parte, y, por la otra, de reivindicarse por esperar tanto tiempo para darle un lugar así a una mujer. Mucho se le ha criticado por ello pues figuras como la Viuda Negra, la Bruja Escarlata, Gamora o Mantis habían sido relegadas a roles secundarios; únicamente Wasp había tenido un rol coprotagónico, aunque eso sucedió apenas el año pasado en “Ant-Man & the Wasp”. Le ayuda también el hacerla tremendamente poderosa, pues ninguno de los súper héroes previos, tiene poderes como los de ella. Es decir, con una película, Marvel coloca a las mujeres a la cabeza, cuestión que ya había sugerido con Wasp y las Dora Milaje en “Black Panter” y que ahora es contundente. Además, la vuelve una pieza clave para para el duelo final con Thanos.

El año paso, en “Avengers: Infinity War”, el personaje apenas fue sugerido en una escena post créditos cuando Nick Fury utiliza un dispositivo para enviarle una solicitud de ayuda justo a tiempo antes de desaparecer, como medio universo, a manos de Thanos. En “Capitana Marvel” el personaje es introducido, principalmente, para que el público se familiarice con ella y pueda vislumbrar de lo que es capaz. No es un spoiler de lo que sucederá en “Avengers: Endgame”, al contrario, es un preludio a ello. Eso sí, la película tiene sus propias escenas post créditos, una de las cuales la liga directamente con “Avengers: Endgame” y la otra, protagonizada por uno de los personajes más entrañables que justamente introduce la película, tiene un tinte más cómico al tiempo en que causará que más de uno se pregunte exactamente qué significa lo que se está viendo, incluso cómo es posible.

“Capitana Marvel” parece destinada a convertirse en el primer gran éxito de taquilla de 2019. La respuesta de la crítica ha sido generalmente positiva y se espera que la película haga más de 100 millones de dólares, tan solo en EEUU, durante este primer fin de semana. Con ella parece que Marvel termina de abrir la puerta a la inclusión, de preparar el desenlace y al mismo tiempo plantear el futuro. Quién lo diría, hubo que esperar 20 películas y sería la 21, la que consolidaría su madurez y daría a luz, en cierta forma, a una nueva etapa. ¡Bienvenida “Capitana Marvel”!

Comparte en:

Versión impresa