“Los monstruos no vienen a tu casa a ayudarte a vivir; lo que hacen es atraparte en la cama y devorarte en vida”

Mateo Torrez

Por: José Eduardo Cruz Carbajal


Ciudad de México, Julio 30.- Si hay un monstruo en mi vida es el miedo, definitivamente…El maldito miedo, ¿De cuantas cosas me he perdido por tener miedo? Tristemente me doy cuenta que me he perdido muchas, me da pena, me avergüenza reconocerlo, pero creo que me he perdido la vida, he perdido la oportunidad de vivir mi vida con quienes son importantes para mí, así como de vivirla como a mí me gusta. La vida es lo que me espera afuera, a lo cual he renunciado por miedo, privándome aun de hacer lo más sencillo por temor al fracaso, por pensar que no saldrá bien, que no soy merecedor de la vida, que he actuado mal, que no soy digno de vivir.

Tristemente me doy cuenta de que no he estado con quienes me gustaría estar, que no he ido a los lugares a los que siempre he querido ir. Nadie sabe lo frustrante que ha sido vivir así, ver como la vida pasa delante de tus ojos y tú solo eres espectador y no un protagonista de la misma, me siento triste, me siento vacío, me siento culpable, siento que lo he echado todo a perder.

Vivo esta pena en silencio, la he compartido con pocos, esos pocos se han portado a la altura, me han abrazado y me han acompañado en silencio, su presencia de consuelo y su comprensión ha sido un traje a la medida para arropar a mi corazón herido, se han comprometido a acompañarme a atravesar este profundo dolor que ha desgarrado mis entrañas.

Por miedo he pospuesto lo que es importante para mí, por miedo he guardado silencio, por miedo he permanecido inmóvil, por miedo arruine un vínculo que es muy especial para mí, hoy estoy viviendo las consecuencias de arruinar esa relación que ha sido uno de los vínculos más lindos que he formado, ¡Lo extraño tanto! ¡Me pesa haberlo arruinado todo!

Hoy descubro cuanto he dejado pasar, tal descubrimiento asombra y al mismo tiempo genera un gran dolor en mí, ¡Simplemente me he negado a mí mismo! Hoy me elijo a mí, ya que yo soy el protagonista de la película titulada: Mi vida., y nadie más puede vivirla por mí, quiero dejar el miedo atrás y perseguir todo aquello que siempre he soñado.

*José Eduardo Cruz Carbajal (Iguala, Guerrero) es psicólogo con estudios en tanatología. Contacto: psiceduardo15@gmail.com

Referencias:

Silvera, A. (2017). Al final mueren los dos. México: Ediciones Urano.

Comparte en:

Versión impresa