Por: José Eduardo Cruz Carbajal


Ciudad de México, Junio 18.- Amor mío: Me has hecho muy feliz, provocas una sonrisa en mí cada vez que te pienso, la vida a tu lado es una aventura, es un placer, es un viaje que deseo nunca termine, te amo tanto, te quiero demasiado, las palabras no me alcanzan para demostrarte lo mucho que te amo. ¡Eres muy dulce conmigo! Me ayudas en todo lo que necesito, lo mejor de todo es que lo haces sin que yo te lo pida… ¡Me conoces tan bien! Me cuidas, me preguntas cómo me va en el día a día, llamas solo para recordarme lo mucho que me amas.

Ya te lo he dicho antes, pero nunca dejaré de decírtelo: Me siento muy querido, muy amado, muy admirado, muy deseado por ti, me ves con amor, me ves de esa manera en la que yo soy incapaz de verme a mí mismo, a pesar de todo eliges permanecer a mi lado, sin duda el tuyo es amor del bueno. Si alguna vez sientes que hago algo que te lastima, solo dímelo, te amo demasiado, jamás quiero herirte, quiero cuidar de tu corazón, protegerlo a toda costa, daría mi vida por ti, no soportaría que algo malo te pasará.

Sé que he planeado mi vida a tu lado, sin embargo, la realidad es que ya tengo una vida contigo, que tonto soy, no me daba cuenta de que desde ya estamos escribiendo nuestra historia. Aquí estoy, aquí estoy para amarte, para cuidarte, para consolarte, para tomarte fuerte de la mano en las noches oscuras de la vida, una vez me dijiste: “no quería que me soltarás”, y lo hice, pero esta vez no te voy a dejar, la vida contigo es divertida desde ahora, seguro seguirá siendo así en el tiempo por venir.

Un amor como el tuyo no se puede dejar ir, ¡Simplemente eres lo máximo! Quiéreme tanto como yo a ti, eres lo más lindo que tengo, deseo seguir alimentando nuestro amor con romance y carcajadas. El tiempo contigo pasa volando. Has conquistado mi corazón, simplemente te lo robaste, sé que en tus manos estará bien cuidado, ya que tu amor es suficiente para él…Vibra solo de escuchar tu nombre.

Te quiero para siempre, eso nunca cambiará, saberme amado por ti ha cambiado mi vida por completo, nunca dejes de hacerlo, no me imagino mi vida sin ti. Eres mi copiloto, sin ti mi vuelo no está completo.


Con cariño: Tu amado, tu amigo, tu compañero…
Referencias:


Silvera, A. (2018). Al final mueren los dos. México: Ediciones Urano.


*José Eduardo Cruz Carbajal (Iguala, Guerrero) es psicólogo con estudios en tanatología. Contacto: psiceduardo15@gmail.com

Comparte en:

Versión impresa