Edicion : 9349 viernes, 21 de febrero de 2020 Edicion Actual

Opinión


Por : Rafael Domínguez Rueda 

A Mariana I, Reina de la Bandera 2020.

Revista de la Semana


Publicada:  13 febrero, 2020 -- Actualizada: 13 febrero, 2020

¡Salve, caluroso y fértil Valle de Iguala, lugar privilegiado por la Naturaleza y por el destino, pues aquí nació México y también el estado de Guerrero!
¡Salve, Ciudad señera e histórica; de Guerrero e Iturbide; de Soberón e Isaac Palacios; anciana y niña Ciudad; tranquila y progresista, en cuya plaza dedicada a Los Héroes se encuentra el sencillo Monumento que levanta a los cielos del Sur la Bandera de México! 
¡Salve Ciudad de los Tamarindos! ¡Salve Ciudad del Oro! ¡Salve Ciudad Histórica! Yo te saludo desde el alto campanario de mis versos y lanzo a los cuatro vientos mis palomas de luz, para que crucen –como diariamente surcan los aires las garzas- tu cielo azul con las alas simbólicas de la paz, a fin de recoger de la ronda de tus cármenes secretos, los íntimos aromas de tus flores, la maravilla de tus legendarias tradiciones y el hechizo juncal de tus bellas mujeres. 
&        &        &
¿Y qué decirte a ti, Graciosa Majestad Mariana I? que el pasado sábado 8  del mes que corre, ante más de tres mil personas que colmaron las sillas y los lugares dispuestos en la Explanada de las Tres Garantías se llevó a cabo la elección de Reina de la Bandera 2020 y en buena lid saliste triunfadora: no serías la más alta, pero eras la más esbelta; no serías la más bella, pero eras la más agraciada; no tendrías los mayores conocimientos, pero eras la más inteligente… tu rostro natural hacia resaltar tu juventud; te desenvolviste con seguridad y soltura; te expresaste con sencillez, claridad y dominio de los temas; dominaste el escenario con garbo, gracia y donaire.
Eres el summum de nuestros sueños, la flama viva que alumbra nuestra inspiración; tú que cultivas la noble y delicada espiga de nuestro canto, sólo deseo que con tu mirada inocente logres coronar tu proyecto de vida.
Tú, que por ser el nuevo símbolo de la joven igualteca, estudiosa y moderna, sencilla y garbosa, inteligente y honesta, mereces el vasallaje de nuestra admiración y por ser, sobre todo mujer, te vuelves acreedora al canto arrobado de nuestro espíritu y a la música provinciana de nuestra palabra.
Por eso venimos a dejar en tus manos la ofrenda sonora de nuestro homenaje; por ser la Soberana de los Festejos a la Bandera que desde ahora nos gobierna con el fulgor de su mirada, con la chispa de su ingenio, con la dulzura melodiosa de su voz y el porte majestuoso de su andar
Porque todo este marco de luz y alegría es para rendirte pleitesía, para nombrarte Reina de nuestras voluntades, que están encaminadas a darte el apoyo para tu proyecto, para tu gestión; ya que ahí donde tu mano lleve el bien a los desheredados del cuerpo y del espíritu, estaremos junto a ti para hacer fructífero y valedero tu mensaje de amor.
Con el áureo metal de tus cabellos negros te vuelves como un sol que despejará las sombras de nuestro camino, iluminará nuestro ser con la luz de tu alegría y hará que nuestro ímpetu por ser mejores en el campo cultural, sea fértil y generoso, como el trigo maduro de nuestro Valle fértil
Por eso, desde esta modesta Revista de la Semana, cobijada por la luz de las estrellas, pedimos, imploramos a los igualtecos bien nacidos que, como los ángeles te protejan, mientras nosotros estaremos prestos a darte nuestro cálido tributo de amor, nosotros que como igualtecos en acción, amamos y respetamos en ti, a la mujer mexicana, raíz y esencia de nuestras vidas, espejo límpido de nuestros actos, voz impulsora de nuestros proyectos y musa inspiradora de nuestros sentimientos.   
Sólo nos queda aguardar que desde ahora, en nuestra sufrida Comunidad, presidas el amor que debemos a nuestros semejantes, Avives la pureza de nuestras altruistas intenciones y enciendas la quieta lumbre de tu viva belleza, sin perder de vista la meta del éxito, alumbrada por el fulgor de tus bellos ojos

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO