Edicion : 9289 viernes, 6 de diciembre de 2019 Edicion Actual

Principal


Por : Fernando Polanco Ochoa 

Asegura Florencio Salazar durante ceremonia de destrucción de arsenal

EU contribuiría a pacificar Guerrero si no permite flujo de armas a México


Publicada:  04 diciembre, 2019 -- Actualizada: 04 diciembre, 2019

Chilpa ncingo, Gro., Diciembre 4.- La mañana de este martes fueron destruidas 895 armas de fuego presuntamente utilizadas para cometer delitos, en un acto efectuado en las instalaciones del 50 Batallón de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en esta ciudad capital.

En ese evento el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, quien asistió en representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, dijo que el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica (EUA), contribuiría mucho a la paz evitando el tráfico de armas a México, las cuales llegan a manos de integrantes de grupos delictivos.
La destrucción de estas armas, sintetizó, significa el esfuerzo conjunto de las instituciones a favor del Estado de Derecho y contención de la delincuencia organizada, pero también la posibilidad de lograr la paz a la que todos aspiramos.
En su intervención reiteró el respaldo de Guerrero al gobierno federal en rechazo de que las autoridades de Estados Unidos declaren terroristas a los integrantes de los grupos delictivos que operan en México.
De acuerdo con Salazar Adame, las autoridades norteamericanas culpan a México de la droga que consumen “pero nosotros los mexicanos hemos pedido una y otra vez que el gobierno de Estados Unidos impida el tráfico de armas (…) que lamentablemente llegan a manos de grupos delincuenciales”.
“Si lo hace, ayudará de manera significativa para que haya menos violencia en México y en estados como este (Guerrero)”, indicó el secretario de Gobierno.
A nombre del gobernador Héctor Astudillo Flores, agradeció el trabajo determinado de los efectivos de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, así como de las fiscalías de la República (FGR) y del Estado (FGE) y corporaciones policíacas que “actúan coordinadamente para instaurar la paz en Guerrero, para contener la violencia y para que los responsables de ella sean sometidos a la ley”.
La ceremonia de destrucción de armas se realizó en la explanada del 50 Batallón de Infantería de la Sedena.
Esas armas, explicó Alfredo Montiel Godínez, comandante del 50 Batallón de Infantería, fueron clasificadas como objeto de delito y decomisadas por autoridades ministeriales para después ponerlas a disposición de la Sedena para su destrucción y evitar su empleo en actos que vulneren la seguridad de los guerrerenses, pues son las principales herramientas de la delincuencia organizada.
En su intervención, Montiel Godínez señaló que la violencia ha disminuido considerablemente debido a la rápida expedición de órdenes ministeriales y judiciales, así como a la eficaz y oportuna coordinación entre las autoridades policiacas de los distintos niveles de gobierno.
No obstante, llamó a conformar “un frente común” integrado por autoridades de los tres niveles de gobierno y sociedad en general “para frenar y erradicar la violencia en Guerrero” porque “la convivencia de una sociedad sin armas será fundamental para vivir en paz y en armonía.
A este evento acudieron el general Juan Manuel Rico Gámez, comandante de la Novena Región Militar; el general José Ernesto Avalos Pardo, comandante de la 35 Zona Militar; el diputado Alberto Catalán Bastida, presidente de la Mesa Directiva del Congreso local; y el magistrado Alberto López Celis, presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), entre otros.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO