Edicion : 9289 viernes, 6 de diciembre de 2019 Edicion Actual

Opinión


Por : Enrique Vargas Zapata 

Averígüelo Vargas


Publicada:  02 diciembre, 2019 -- Actualizada: 02 diciembre, 2019

Presume AMLO supuestos avances a un año de su gobierno. —Fracasa en los dos temas más importantes: crecimiento económico y violencia sin control. —Participan PAN y PRD en la marcha en contra de los malos resultados de AMLO.

En un Zócalo capitalino que casi se llenó, el presidente AMLO presumió que ha hecho un primer año de gobierno con muchos éxitos y por eso afirma que de hecho ya tenemos una nueva Constitución, que estaría conformada por las reformas que ha hecho en sus 12 primeros meses de gestión presidencial.

Hay varias cuestiones que efectivamente destacan en su primer año, como serían la entrega directa de recursos financieros a la gente, en forma de becas o de ayudas directas a diversos grupos sociales que carecen de fondos suficientes para cubrir algunas de sus necesidades cotidianas, pero que finalmente se agotan rápidamente y no representan una inversión productiva.

Si esas acciones se califican de populistas, realmente son bastantes las que ha realizado en este primer año y ahí quedan, sin representar una inversión importante para el país, que se reproduzca con el trabajo y el tiempo, sino que son fondos que se entregan sin posibilidades de recuperación o de reproducción a través de la producción de bienes o servicios.

SIN EMBARGO AMLO FALLA EN LAS DOS CUESTIONES MÁS IMPORTANTES, como sería, en primer lugar, mejorar la capacidad productiva en el país, la que genere empleos y produzca riqueza social que permita avanzar en el crecimiento en materia económica, porque eso es lo que se traduce en mejorías reales y permanentes para la población.

TAMBIÉN FRACASA en la contención de la violencia y la delincuencia, que en gran medida se ha desbordado en todo el país, provocando el año más  violento del     que se tenga registro oficial, pues en este tiempo se han dado más de 33 mil asesinatos, lo que hace que se acerquen a las 100 ejecuciones diarias, situación que no ocurre ni en algunas naciones que están en Guerra como en el caso de Siria o algunas otras naciones con problemas graves de enfrentamientos.

Es obvio que la seguridad y la contención de la delincuencia son fundamentales para tener una sociedad tranquila, que pueda trabajar y producir, como reclama la sociedad mexicana, que con temor observa que el gobierno prefiere correr, como en el caso de Culiacán, cuando iban por el hijo del Chapo Guzmán, aunque pretendieron esconder su incapacidad con la justificación de que se trataba de evitar una masacre, por el enfrentamiento que iba a darse, pero esa masacre en realidad se mantiene ahora, como se puede ver con las cifras de muertos de todos los días, sin que se busque contenerla.

EN EL ZÓCALO AMLO aseguró que el cambio que promueve está a la vista, aunque eso resulta evidente sólo para él, porque para la sociedad que espera cambios reales de fondo, que le representen beneficios y ajustes en los organismos e instituciones, que dejen una mejora real en salud, como en el IMSS, el ISSSTE y la nueva forma que le dieron al anterior Seguro Popular, que hasta ahora no son evidentes, ya que se habla de cambios que todavía no se concretan en los hechos.

Realmente se trata de dos situaciones: una es la percepción que tiene AMLO de sus acciones, hechos y cambios de los que habla insistentemente y la otra es la percepción social de lo que dice y afirma, porque en la mayoría de los casos no hay una correspondencia real entre lo que dice y lo que se hace y en lo que llega a la población.

También reconoce que hay muchas cosas que no se han concretado, por lo que pidió un año más para avanzar en el cumplimiento de sus promesas y para que realmente se adviertan entre la gente, que se mantiene expectante en espera de que le llegue algo de lo mucho que se ha ofrecido.

Menciona especialmente sus iniciativas y propuestas para combatir la corrupción que se daba en los gobiernos anteriores, la que efectivamente era muy alta, pero no advierte que en alguna forma él las continúa, porque la mayor parte de las licitaciones para obras y compras se entregan directamente por él mismo o por su equipo de trabajo sin acudir a las licitaciones, que las entregan a sus cuates y socios, como ocurre con el aeropuerto de Santa Lucía, cuyas obra están a cargo de su principal socio constructor, de apellido Riobóo, a quien le ha dado contratos desde la construcción de los segundos pisos del anillo periférico, cuyos datos siguen reservados hasta ahora.

UN ASUNTO QUE SE HA CRITICADO MUCHO es la forme en que se impuso a la presidenta de la CNDH, una institución que debe ser totalmente ajena al poder político y sin embargo, AMLO impuso a una de sus colaboradoras, a una persona cuya familia ha estado permanentemente ligada a él.
Y eso también es corrupción, corrupción moral, cuando menos.

TAMBIÉN SE HIZO UNA MARCHA CONTRARIA A AMLO.—Varios grupos de personas marcharon también en contra de la mala gestión de López Obrador, ya que califican que se trata de un gobierno que lleva al país por el camino del populismo destructivo e improductivo, en la que participaron contingentes del PAN, PRD y gente sin partido, además de integrantes de la familia LeBarón, que fueron víctimas de una masacre familiar, que hasta ahora no tiene resultados que permitan esclarecer ese terrible atentado en el que murieron 3 mujeres madres y 6 de sus hijos.

Esos dos partidos, PAN y PRD son los que encabezan las protestas en contra de las deficiencias del gobierno de AMLO, aunque de forma extraña los integrantes del PRI se han mantenido al margen, con la intención seguramente de hacer sus propios pronunciamientos.

[email protected]

[email protected]

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO