Opinión


Por : Manuel Tello Zapata 

Opinión


Publicada:  10 octubre, 2019 -- Actualizada: 10 octubre, 2019

Morenazos de miedo

Fuerte enfrentamiento se está dando entre el ex militante de MORENA (la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia le canceló su registro) Sergio Montes Carrillo, contra el delegado único, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. El origen seguramente fue porque el hoy diputado con licencia, no le permitió a Sergio una comisión y dinero en el parlamento local.

La última declaración de Montes Carrillo contra su rival político estuvo fuerte y contundente, al afirmar que la propuesta del grupo “pablista” para dirigir a Morena en Guerrero, no levanta porque junta más gente un perro atropellado, que Pablo Amílcar, cuando camina en los distritos sin usar a los servidores de la nación.

El tal Sergio Montes ha quedado fuera y sus intenciones de dirigir al partido son nulas, por lo que no podrá participar en la elección de la nueva dirigencia estatal el próximo 20 de octubre. “Los “pablistas” y su titiritero mayor no tienen propuestas viables”, volvió a decir quien ahora busca aliarse con Luis Walton Aburto, para que este sea el candidato a la gubernatura.

Lo cierto es que ni Sergio Montes ni Pablo Amílcar Sandoval, tienen merecimientos suficientes para controlar a Morena en Guerrero; porque sus actitudes distan mucho de lo que afirma el Presidente López Obrador, en torno a luchar verdaderamente contra la corrupción.

Pablo Amílcar insiste en darle un cargo público a Mirella Guzmán Rosas, ex funcionaria que está inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública, por el delito de peculado cuando fungió como Secretaria de Finanzas en el Gobierno de Michoacán. Incluso estuvo en la cárcel.

Sin embargo el ahora delegado único cuando controlaba la JUCOPO en el Congreso local, intentó designarla como Secretaria de Finanzas, lo que no pudo hacer por las denuncias levantadas. No obstante, Pablo Amílcar ahora designó a Mirella como secretaria de finanzas de los Programas para el Desarrollo en Guerrero. Hágame usted el fabrón cavor.

REPARANDO LO DE NARDA.

Luego del paso frenético de la Tormenta Tropical Narda, que generó serios daños en muchos municipios de nuestro Estado, el Gobernador Héctor Astudillo designó un Comité de Evaluación integrado por funcionarios federales y locales, para restaurar los daños y hacer una evaluación concreta del estado que se guarda actualmente.

En la visita del Presidente López Obrador, el Gobernador le informó que ya se ha restaurado el total de caminos que afectó Narda y se espera que el Gobierno federal continúe atendiendo a nuestro Estado por los daños y problemas que sufren miles de personas que sufrieron en sus propiedades, el paso de este huracán.

En su visita a La Unión, López Obrador dijo que quiere mucho a Guerrero y le dará todo su apoyo, porque es un pueblo fuerte y admirable. Reconoció que se tiene un buen gobernador en Héctor Astudillo y ofreció recursos, empleos infraestructura, etc. Esperamos que cumpla con su palabra.

UNIVERSIDADES PÚBLICAS Y SU ENEMIGO.

Ante los recortes financieros que está aplicando la Secretaría de Hacienda a las universidades públicas del país, los trabajadores de 25 de estas, incluyendo a la Universidad Autónoma de Guerrero, iniciaron un paro a nivel nacional, para exigir que no se apliquen dichos recortes y por el contrario: que el Gobierno federal aumente los recursos a la educación superior.

En el caso de la UAGro, el Rector Javier Saldaña Almazán manifestó su apoyo y respaldo a los más de cinco mil trabajadores que iniciaron el paro, informando que este fue convenido en una reunión nacional de sindicatos universitarios, porque muchas de estas instituciones cuentan con serios problemas financieros.

El Rector aseguró que mantiene un diálogo permanente con el Congreso local y dependencias federales, para evitar los recortes que se apuntan en el presupuesto para el 2020. La UAGro está solicitando para el próximo año: 4 mil 900 millones de pesos, pero podría quedar con los recortes en 2 mil 663 millones. El de este año es de 2 mil 691 millones.

A pregunta expresa, el Presidente López Obrador afirmó en su conferencia mañanera que no lo doblegarán las universidades públicas con sus paros y movilizaciones; no les va a conceder los aumentos que están exigiendo. De esta forma, AMLO se convierte en enemigo de la Educación superior pública. Malo, muy malo.

[email protected]

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO