Edicion : a domingo, 8 de diciembre de 2019 Edicion Actual

Iguala

  • MILENARIOS

Por : • Ali Torres • 

Acusaciones


Publicada:  10 septiembre, 2019 -- Actualizada: 10 septiembre, 2019

Karina, una joven de 13 años, conoció a su más grande ídolo con la esperanza de convertirse en una famosa cantante como ella, pero las cosas no salieron como esperaba. Fue forzada a casarse con un hombre veinte años mayor que ella, tuvo una hija, quien falleció de asfixia a manos de sus “protectores”. Fue torturada, violada y golpeada, según su declaración muchos años después ante un tribunal. Karina, tuvo la valentía y fortuna de que sus confesiones fueran escuchadas legalmente, pero la cómplice de su captor fue liberada por falta de pruebas.
Confesiones, acusaciones y declaraciones que invitan a víctimas a levantar la voz y confrontar a su acosador, por fin alzan la voz para denunciar socialmente, para que la verdad sobre acoso, violación, violencia salga a la luz.
Somos controlados por la idea que más nos impacta, poniéndonos del lado de la víctima o del victimario, según nuestros intereses y la información que recibamos de los medios de comunicación.
Gloria Trevi tuvo acusaciones por los cargos de violación agravada, rapto, corrupción de menores y cómplice de asesinato en 1999, la procuraduría de justicia de Chihuahua solicitó la pena máxima de 34 años en prisión, pero fue exonerada en 2004 en México, por el juez Javier Pinela Arbola por insuficiencia de pruebas. Las acusaciones fueron hechas por la exesposa Sergio Andrade, y la madre de Karina Yapor, la joven que fue corista de Gloria Trevi, confesó infinidad de abusos, como violaciones, lenocinio, maltrato psicológico y físico, cometidos a ellas y a otras tantas mujeres que eran reclutadas bajo el engaño de convertirlas en artistas.
Gloria Trevi fue absuelta bajo un halo de incongruencias, falta de pruebas, cambio de defensores, un juez que no aceptó como pruebas las declaraciones de las víctimas. Entonces, como la justicia la absolvió de toda culpa, ¿es inocente ante la sociedad? ¿Podemos sentirnos libres de escuchar sus canciones e ir a sus conciertos sin pensar que estamos apoyando sus acciones pasadas?
Trevi ha declarado públicamente que ella fue una víctima de maltrato de Sergio Andrade, y desafortunadamente los actos que realizó fueron por coerción, no tenía escapatoria y se arrepiente de haber estado involucrada en los delitos que se le acusaron. En una entrevista para el Excélsior, en abril del presente año, Gloria Trevi se declara no feminista, por “lo que le pasó”, pero, asegura que sus canciones pueden empoderar mujeres para luchar en favor de la equidad. Su último disco, lanzado en mayo del 2019, lo considera un ícono de la feminidad y desprendimiento de la figura femenina, aclamado por sus seguidoras y medios de comunicación, quienes la colocan como una representante de la música pop en México. ¿Tenemos el valor de perdonar las acciones de una persona que destrozó la vida de otras mujeres, empoderarla como un ícono femenino, aceptarla como una víctima y sobreviviente de violencia hacia la mujer, o lo que debemos hacer es dejar de consumir lo que produce y repudiar lo que hace actualmente por sus acciones pasadas?

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO