Regionales


Por : Rogelio Agustín Esteban 

Se han generado enfrentamientos durante tres días consecutivos

Resguardan militares y policías la Sierra de Leonardo Bravo

Chilpancingo, Gro., Junio 13.- Personal del Ejército y la Policía del estado resguardan los pueblos de Izotepec, Corralitos y Filo de Caballos, donde se generaron enfrentamientos en un lapso de tres días consecutivos con el saldo de cinco muertos, el objetivo es inhibir la violencia entre grupos del crimen organizado.
Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), confirmó que durante la jornada del martes 12 de junio, elementos del Ejército Mexicano, de la Policía del Estado y de la Policía Rural, mantuvieron una operación conjunta encaminada a evitar que se prolongaran las acciones de violencia que detonaron desde la mañana del lunes.
Dichos hechos dejaron el saldo de cinco muertos, cuatro detenidos que fueron rescatados con violencia por un grupo de pobladores de Filo de Caballos y el aseguramiento de varias armas de fuego, la mayoría de uso exclusivo del Ejército Nacional.
Entre otras cosas, las autoridades tomaron bajo su custodia dos camionetas tipo Cheyenne que fueron habilitadas como patrullas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en un intento por confundir a los pobladores de la zona.
Al menos durante la mañana del martes 12, dijo que la violencia no prevaleció, de tal suerte que los lugareños poco a poco retomaron sus actividades productivas de rutina.
Vía redes sociales, los habitantes de las comunidades afectadas por la confrontación denunciaron que las urvan del servicio público que hacen ruta hacia Chilpancingo dejaron de operar, lo que impidió que cientos de personas se trasladaran hacia la capital de Guerrero.
De hecho, varios comisarios que tenían programado un encuentro con los medios no llegaron a la ciudad, sin que existiera una explicación respecto al incumplimiento.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO