Pasión 21


Por : Óscar Molina Armenta 

Se jugó la semifinal de vuelta de Cadetes

El rey ha muerto

En duelo dramático, San Miguel derrota en penales a Lobos Iguala "A"

Iguala, Gro., Junio 12.- Con garra, pundonor y algo más el conjunto de San Miguel logró su pasaporte a la gran final del Clausura 2018 de Cadetes y para lograr su propósito tuvo que dejar fuera al actual campeón Lobos Iguala “A” que luchó hasta el final para buscar defender su corona, pero todo se derrumbó cuando en la serie de tiros penales los “sanmiguelistas” sacaron la victoria 8-7 que celebraron con júbilo porra y jugadores; para llegar a esta instancia San Miguel obtuvo la victoria por 3-2 que dejó el global 4-4.
La adrenalina no tardó en llegar al encuentro y al minuto 10 San Miguel ya ganaba con el tanto de Ángel Octavo, pero Lobos Iguala “A” no decayó en su ánimo y mantuvo el orden para atacar de forma ordenada a su rival y en un contragolpe fulminante los “lobeznos” finalmente lograron su objetivo en los botines de Christopher Fernández, esto fue posible tras cerrar la pinza en un centro al corazón del área chica.
Antes de terminar el primer tiempo los “sanmiguelistas” se motivaron y atacaron bien la portería de su rival, el mismo Ángel Octavo en una pelota parada se encargó de mover las redes de su rival al 22 de tiempo corrido. Para el segundo tiempo Lobos Iguala “A” salió a todo para liquidar el encuentro e instalarse en la final y tras un par de llamados a la puerta lograron penetrar por conducto de Gustavo Rivera al minuto 37.
San Miguel salió a todo y tomando la postura de un “kamikaze” en plena guerra se lanzó con todo al frente para buscar el tanto que mandara el duelo a penales, la respuesta a su petición llegó por medio de la pelota parada, Daniel Hernández en los linderos del área se perfiló bien y con precisión puso la pelota fuera del alcance del portero “lobezno” que con su lance le dio una bonita postal al 3-2 que dejaba todo con global de 4-4.
Al consumarse el tiempo regular la serie de tiros penales fue necesaria para buscar al finalista, en esta ronda que concluyó en favor de 8-7 para San Miguel, el portero Óscar Ortega detuvo dos penales que fueron fundamentales para sellar el pase que finalmente finiquitó César Arrocena con el último penal que fue celebrado con júbilo por su equipo, el cual está por primera vez en una final de Cadetes.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO