Edicion : a martes, 22 de mayo de 2018 Edicion Archivada

Opinión


Por : Roberto Santos 

Zona Cero

A la dirigencia estatal de Morena le ha pegado tremenda paranoia y les da por quejarse de todo.
Resulta que antes eran amigos o aliados y ahora ven al PT como enemigo.
Desdeñan a las instituciones al violentar la ley y no respetar la equidad de género y acusan a los órganos electorales de parciales y otra vez al PT de coludirse con el PRI.
Su candidata a Senadora, Nestora Salgado, pide protección para poder hacer campaña, porque su pasado inmediato le pone en riesgo. Claro, no pide que los comunitarios la cuiden, sino la PGR.
Se enojan que algunos candidatos se cuelguen de la imagen de López Obrador, como si su marca fuera registrada y solo Morena tuviera la exclusividad.
Y permiten que otros prácticamente no hagan campaña y esperan que el candidato presidencial los haga Senador, en el caso de Félix Salgado, y los candidatos en algunos distritos, de quienes nada se sabe.
Por ejemplo, Félix Salgado, quien tuvo su momento de gloria, no pudo con el ayuntamiento de Acapulco.
Y a estas alturas está parcialmente olvidado. 
Si a eso se le agrega que no tienen estructura como la que posee el PRD y el tricolor, se puede decir que no hay nada para nadie.
En realidad el PRI-PVEM y PRD-PAN-MC han equivocado la estrategia cuando se enfrentan entre ellos y han dejado por la libre al candidato de Morena, quien mejor no se mueve ni declara para no atraer la atención. 
En esta perspectiva, Bety debe fortalecer sus propuestas y contrastarlas con las que ha ¿propuesto? el candidato de Morena. 
Quizá eso debería hacer Manuel Añorve, quien tiene que remontar la percepción que de él tiene el electorado.  
Salgado Macedonio tiene muchos negativos que sus contrincantes no han sabido utilizar y que la prensa ha traído al presente, como que fue en parte culpable de que la violencia se instaurara en el puerto que gobernó. 
Existen las crónicas de ese funesto momento que iniciara con un enfrentamiento muy violento y que después de ese día ya no volvería a ser lo mismo. 
Solo por eso Salgado Macedonio no debería estar en la lista de Morena como candidato a Senador, una decisión equivocada de AMLO, igual a la de Nestora.
En fin, parece pues que quienes tienen capacidad para llegar al Senado es Bety Mojica y Manuel Añorve, porque las elecciones se ganan con estructuras que votan, que mueven a los electores y vigilan el voto en urnas. 
MIENTRAS EN CHILPANCINGO solo figuran Bety Vélez y Antonio Gaspar en la puja por la presidencia municipal. 
Y si bien no han iniciado campaña, los pronósticos son para ambos. Es decir, hay quienes sitúan a Gaspar como el seguro ganador, y otros dan el beneficio a Bety Vélez.
Gaspar cuenta con el descontento de la población por la administración de Marco Leyva, pero Bety trae la estructura unida del PRI, algo que unos meses atrás no se veía. 
Los puntos que hasta el momento aventaja Toño Gaspar evidentemente le dan ventaja, que Bety Vélez espera alcanzar con un PRI unido paralelo al trabajo de los aspirantes a diputados locales, quienes están movidos en busca del voto, mientras los del PRD-PAN no se alcanzan a visualizar en el proceso. 

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO