Edicion : a sábado, 21 de abril de 2018 Edicion Archivada

El Mundo


Por : Servicios AINI 

Latinoamérica profundiza el aislamiento de Nicolás Maduro

Latinoamérica ha dejado casi solo Nicolás Maduro, quien aspira a ser reelegido en las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo.
A excepción de Cuba y Bolivia, el resto de los países del continente ha profundizado el aislamiento de Venezuela durante la VIII Cumbre de las Américas, que se celebra este viernes y sábado en Lima, Perú, y de la que fue excluido Maduro.
Durante la sesión plenaria de este sábado, prácticamente todos los presidentes de la región expresaron su inquietud por la crisis política y humanitaria que afronta Caracas, y que ha causado estragos en los países fronterizos, como Colombia y Brasil, con la llegada de decenas de miles de refugiados.
Venezuela no es solamente un problema para los venezolanos, es un problema para todos los que amamos, queremos y nos comprometemos con la democracia”, declaró hoy el presidente de Chile, Sebastián Piñera.
Piñera confirmó, además, que no reconocerá los resultados de las elecciones venezolanas, y llamó a sus contrapartes a hacer lo mismo ante la falta de garantías democráticas.
(En Venezuela) no hay democracia, no hay Estado de derecho, no hay respeto por los derechos humanos ni tampoco están organizadas elecciones limpias, transparentes”, denunció el jefe del Estado chileno.
Los mandatarios de Argentina y Colombia, Mauricio Macri y Juan Manuel Santos, respectivamente, también anunciaron que desconocerán la eventual reelección de Maduro.
Con mayor cautela, los gobernantes de Brasil, México, Panamá, Honduras y Costa Rica reclamaron una salida democrática a la crisis venezolana, pero no se pronunciaron sobre si se unirán o no al boicot electoral.
PRIMER LUSTRO DE MADURO
Cinco años han pasado desde que Nicolás Maduro fue oficialmente elegido presidente de Venezuela, y la vista en retrospectiva de la nación con mayores riquezas naturales del mundo es la mirada a una casa que gotea por el techo y arde en llamas al mismo tiempo.
La inflación, sin que se conozcan datos oficiales desde hace dos años, corre libre sobre los cuatro dígitos, las muertes por homicidio superan cada año sus récord históricos, las fronteras están parcialmente cerradas desde hace dos años y las listas de espera aumentan a meses para tratamientos médicos de enfermedades graves, crónicas o degenerativas.
Aún sin registros oficiales, el de los tres últimos años es el mayor éxodo de la historia del país, estimado entre cuatro y cinco millones de personas, lo que sería casi el 15 % de la población, la mayoría de ellos jóvenes profesionales y estudiantes universitarios.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO