Edicion : 8718 lunes, 23 de abril de 2018 Edicion Archivada

Opinión


Por : Roberto Santos 

¿Alternancia para Acapulco y Chilpancingo?

Zona Cero

El PRI ya tiene candidato para Acapulco en el diputado federal, Ricardo Taja, quien enfrentará a quien resulte de un abanico de prospectos perredistas y uno de Movimiento Ciudadano.

Un escenario donde el PRD se ha dividido, y donde los agandalles tradicionales se siguen imponiendo, es lo que tiene en problemas a este partido.

En el PRD se dan con todo, de tal manera que varias corrientes se quejan de que las otras les echan montón para bloquearlas en sus propuestas de candidaturas.

Las quejas van desde que son bloqueadas hasta que las quieren desaparecer por venganzas políticas.

Este proceso de elección va a dejar rupturas difíciles de restaurar, y el candidato que resulte del famoso Frente Ciudadano, las tendrá difícil para lograr que otras tribus muevan a sus simpatizantes por un candidato que no representa sus intereses.

Es obvio que ante está división y el posicionamiento de AMLO, quienes sufrirán por la falta de votos será el Frente organizado por el PRD, PAN y MC.

Morena será quien socave a un Frente Ciudadano enfrentado internamente.

Esta división terminará por ayudar al candidato del PRI-PVEM, partidos que, parece, recuperarán el puerto de Acapulco.

Las cosas en la capital parecen ser en sentido contrario.

El PT busca que el transportista Servando de Jesús Salgado sea su candidato, un líder que ha estado cerca del PRI, y ahora se encuentra en la cancha del Partido del Trabajo, que viene en alianza con Morena.

El líder del PT en Guerrero, Victoriano Wences Real puede ir a la ruptura con Morena y llevar candidato propio para la presidencia municipal de Chilpancingo.

El escenario es complicado para todos los candidatos y aspirantes.

Servando, puede jalar votos del PRI, lo que restaría sin duda la capacidad de ganar a Bety Vélez, quien ya es la candidata del tricolor para la capital del estado.

Hay otro factor que le puede afectar a Bety Vélez es la posibilidad de que el grupo de Mario Moreno carezca de estímulo para participar en la batalla electoral, si no recibe alguna candidatura y tenga que movilizar a su estructura de votantes.

Lo mismo puede pasar con Jorge Salgado Parra, quien fue determinante en la elección anterior para que el PRI pudiera ganar en la capital. Hoy no tiene por qué qué movilizarse. A esto se agrega el daño que sufre el PRI ante la pérdida de simpatías por los problemas que en la capital se han vivido en los últimos dos años, y no han podido ser suficientemente solucionados por el alcalde suplente, aunque diariamente trate de hacerlo.

No es descabellado pensar que por primera vez exista alternancia en Chilpancingo, pero de partido, no de género.

Es decir, en Acapulco parece que el PRI recuperará la alcaldía, y en Chilpancingo, existe alta posibilidad que sea el Frente Ciudadano el que pueda obtener por primera vez la presidencia municipal.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO