Edicion : a miércoles, 20 de septiembre de 2017 Edicion Archivada

Opinión


Por : Teodoro Rentería Arróyave 

A Tiempo

QUINTA PARTE
La gran sorpresa fue en Chimalhuacán, con dos administraciones de Antorcha Campesina este municipio ha cambiado para bien de sus habitantes, su presidenta municipal, ingeniera Rosalba Pineda Ramírez, se unió al recorrido para darnos a conocer las obras que se han realizado, ya antes nos atendía la Maestra Cecilia Hernández Anaya, directora de Comunicación Social.
Admiramos primero lo que no se ve: el haber acabado con los drenes a cielo abierto y por primera vez en su historia construir la red de drenaje y agua potable, ahora están inmersos en la construcción del drenaje profundo. 
Vale la pena conocer su alberca olímpica que lleva el nombre del medallista, Noé Hernández; rodeada de un conjunto de albercas recreativas; el Auditorio Acolmixtli Nezahualcóyotl; el Teatro Humberto Vidal con un aforo de 2 mil butacas, y la Biblioteca municipal.
Nos asombra la escultura del Guerrero Chimalli, la más grande obra de Sebastián. El coloso de Enrique Carbajal González Santiván mide 60 metros y se puede llegar hasta su cabeza, que es un mirador circular, por elevador o subiendo 250 escalones. Esta obra monumental se ubica a la entrada de un paseo que antes conocimos como el Bordo de Xochiaca.
Durante tres décadas, este lugar de aproximadamente 150 hectáreas, acumuló entre 10 y 12 millones de toneladas, es decir, en cada metro cuadrado había 16 toneladas de desperdicios. Muchas personas trabajaban de pepenadores, era su modus vivendi, además de que fue una zona de peligro donde los criminales tiraban los cuerpos de sus víctimas.
En 1975, un grupo de empresarios con el apoyo de las autoridades locales iniciaron el rescate de la zona, sin embargo fue hasta 2006 cuando se decidió clausurar los tiraderos de basura por saturación y por el grave problema ecológico que representaban. La recuperación del espacio ambiental se convirtió en un activo económico y social.
En la parte que le corresponde a Chimalhuacán, además se construyó un hermoso paseo que, como ya dijimos, abre la obra monumental de Sebastián. En uno de sus descansos esta una reproducción en piedra del Calendario Azteca o Piedra del Sol, tal y como se encontró en la Plaza Mayor, hoy Zócalo o Plaza de Constitución el 17 de diciembre de 1790. En ambos lados del camellón, circulan los Mexibus, en área confinada.
Ya que nos referimos a las obras de los orfebres, en Chimalhuacán se estaba perdiendo el arte de labrar las piedras que se heredaba de generación en generación, el artesano de la cantería entregaba sus conocimientos por medio de la palabra.  Nos explicaron las autoridades antorchistas que gobiernan esta localidad, que sólo quedaban dos maestros y ante la disyuntiva de que se perdiera para siempre esta hermosa orfebrería decidieron crear la Escuela del Cantero, reconocida por la Secretaría de Educación Pública.
Ha sido tal el éxito, que están en los trabajos para abrir dos más. Los nuevos artífices salen con un documento que los certifica como tales: Artesanos, en otras palabras en orfebres de la piedra.
De todo lo narrada y más, fuimos testigos los consejeros de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE. CONTINUARÁ.
Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx 

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO